¿Metronidazol de uso humano funciona en los perros?

Metronidazol de uso humano funciona en los perros,que tan eficaz puede ser

Este medicamento es de uso humano el cual es un antibiótico fuerte también de uso veterinario en pocas ocasiones ya que esta no ha sido aprobada por la FDA para uso canino.

¿Para qué sirve?

El metronidazol es un medicamento que se utiliza en perros para tratar diversas condiciones y enfermedades. Algunos de los usos comunes del metronidazol en perros incluyen:

  1. Infecciones bacterianas: El metronidazol puede ser recetado para tratar infecciones causadas por bacterias anaeróbicas, como las infecciones intestinales, infecciones de la piel, infecciones dentales y periodontales, entre otras.
  2. Infecciones parasitarias: El metronidazol también se utiliza para tratar ciertos tipos de infecciones parasitarias en perros, como la giardiasis, tricomoniasis y algunas formas de amebiasis.
  3. Enfermedades inflamatorias intestinales: En casos de enfermedades inflamatorias intestinales crónicas, como la colitis o la enfermedad inflamatoria intestinal, el metronidazol puede ser parte del plan de tratamiento para controlar la inflamación y los síntomas asociados.
  4. Diarrea crónica: En algunos casos, el metronidazol puede ser recetado para ayudar a controlar la diarrea crónica en perros cuando se sospecha que hay una causa bacteriana o parasitaria.

¿Cuál es las dosis recomendadas para el uso del metronidazol?

En perros varía según su peso, normalmente el veterinario receta entre 7 y 11mg por libra o hasta 22mg por libra para infecciones graves.

Síntomas secundarios

Su sobredosis puede causar síntomas muy graves, están pueden ser:

  • Ataxia: La ataxia canina se refiere a la pérdida de coordinación muscular y dificultad para controlar los movimientos en los perros. Es un síntoma que puede manifestarse en diversas enfermedades o afecciones que surgen del sistema nervioso central, el cerebelo o las vías nerviosas periféricas.
  • Contracciones nerviosas Las contracciones nerviosas en los perros pueden referirse a varios fenómenos diferentes. Aquí hay dos situaciones que podrían relacionarse con contracciones nerviosas en los perros:

Temblores: Los temblores involuntarios son contracciones musculares rítmicas que pueden ocurrir en los perros. Estos temblores pueden manifestarse en diferentes partes del cuerpo, como las patas, la cabeza o todo el cuerpo. Los temblores pueden tener varias causas, como estrés, frío, enfermedades neurológicas, intoxicaciones, enfermedades metabólicas o reacciones a ciertos medicamentos. Si tu perro presenta temblores persistentes, es recomendable consultar a un veterinario para un diagnóstico adecuado y tratamiento, si es necesario.

Convulsiones: Las convulsiones son episodios de actividad muscular incontrolada y repetitiva que pueden ser causadas por descargas eléctricas anormales en el cerebro. Las convulsiones en los perros pueden manifestarse como movimientos rígidos, contracciones musculares, sacudidas o pérdida de conciencia. Las convulsiones pueden ser causadas por diversas condiciones, como epilepsia, enfermedades cerebrales, intoxicaciones, trastornos metabólicos o lesiones. Si tu perro presenta convulsiones, es fundamental buscar atención veterinaria de emergencia para determinar la causa subyacente y recibir el tratamiento adecuado.

  • Daño hepático: El daño hepático en los perros es una condición en la cual el hígado no funciona correctamente debido a lesiones o enfermedades. El hígado desempeña un papel vital en el metabolismo, la desintoxicación y la producción de sustancias importantes en el cuerpo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *