Tu informativo

Novedades para cada día

Historia

La era de los dioses y sus hijos en la civilización china

Compartelo con tus amistades

LA ERA DE LOS DIOSES Y SUS HIJOS

Según las leyendas escritas del pueblo chino, los hijos de los dioses fueron los fundadores de la civilización china. A diferencia de otras mitologías, estos dioses no poseían el dominio sobre los elementos de la naturaleza, sino que tenían el poder sobre las creaciones que dan origen a una civilización: la agricultura, la alfarería, la ganadería, el control hidráulico, la invención de ciertas herramientas, etcétera. Este período de los Dioses y sus Hijos también se conoce como el de los Tres Soberanos y los Cinco Emperadores. Se trata de una época semihistórica porque se basa en mitos y leyendas, a pesar de que muchos de los avances de este período han sido confirmados por pruebas arqueológicas.
Huangdi, uno de los tres emperadores, representado en un pedestal en el mausoleo erigido en su honor en Yan’an (Mausoleo del Emperador Amarillo).
La creencia más común es que hubo tres emperadores, Huangdi, Shennong y Fuxi, que aportaron una serie de inventos necesarios para sobrevivir y prosperar. Según los mitos, Fuxi habría nacido en los márgenes del río Amarillo y es considerado el soberano creador de la especie humana, de la caza, de la pesca y de la cocina. Otras leyendas afirman que Fuxi y Nü Wa (hombre y mujer respectivamente) decidieron fundirse en una fogata y dieron origen a una sola persona, un proceso que los chinos consideran el inicio de la ceremonia del matrimonio. El trasfondo de su leyenda es sumamente relevante ya que representa los desarrollos humanos durante la fase paleolítica (los albores de la humanidad), así como el inicio de la propagación humana por el orbe.
Shennong, el otro soberano creador, es considerado el artífice de la agricultura (también se le conoce como el emperador granjero).
Además, se le atribuyen la creación de los pozos de agua, la irrigación, el azadón, el arado, el uso de hierbas medicinales, el mercado semanal y el calendario.
Huangdi, el emperador amarillo, es el padre de la civilización, ya que se le toma como el fundador del estado centralizado. También se le considera el creador de la curtiduría, del hogar y de los conocimientos para hacer crecer las semillas. Visto en su vasta totalidad, el emperador amarillo sería el artífice que convirtió en sedentaria la sociedad china.
Al ser reyes mitológicos, su datación es muy difícil y, de haber existido, estos soberanos lo habrían hecho en una fecha anterior al año 2800 a. C.
A pesar de la imposibilidad de probar su existencia, los inventos que se les atribuyen y su presencia en las fuentes literarias los han convertido en parte fundamental de la cosmovisión china, pues reflejan la importancia que los chinos dieron en la formación de su civilización al control del curso de los ríos, al cultivo de las tierras o a la sabiduría y moral de sus emperadores. Así pues, esta época legendaria explicaría la cultura neolítica china.

Compartelo con tus amistades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *