Diferencia entre una crema hidratante y una crema humectante

Compartelo con tus amistades
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

Diferencia entre una crema hidratante y una crema humectante, conoce sus usos

La piel es un órgano y requiere de nuestra parte un cuidado como el resto de los órganos de nuestro cuerpo, es por esta razón que debemos ver a los productos de cuidado de la piel como una manera de mantenernos sanos y no como simple productos de belleza.

Pero para esto debemos saber muy bien que productos usar a la hora de cuidar nuestra piel y es que aunque la gran mayoría de nosotros hemos visto en la presentación de los envases de cremas para la piel las palabras “Hidratante” y “Humectante” pensando que se  tratan de sinónimos, verdad es que estamos equivocados.

Es por esta razón que queremos que a partir de hoy conozcas las diferencias que existen entre una crema humectante y una crema hidratante, para así poder saber en qué caso se debe usar cada una.

Diferencia

Básicamente podemos decir que la gran diferencia aparte de la composición que pueda tener cada una, se basa en la función que cumple cada una de ellas y es que no es lo mismo una piel que necesita hidratarse a una que necesita humectarse.

¿Para qué sirven las cremas hidratantes?

Son aquellas que ayudan a reponer el agua que por algún motivo la piel ha perdido y que necesita para mantenerse en un buen estado.

¿Para qué sirven las cremas humectantes?

Por otro lado tenemos las cremas humectantes que son las encargadas de reponer los aceites esenciales que se encuentran en la piel y que pueden perderse por diferentes factores, cuya función es evitar la pérdida de agua.

¿Cómo saber si se debe usar una crema humectante o una hidratante?

Como ya lo hemos mencionado, la piel es un órgano más de nuestro cuerpo, por eso debemos cuidarlo y tenerlo bajo constante revisión con profesionales médicos, en este caso con un dermatólogo.

Este es el único autorizado a decirnos si necesitamos usar productos humectantes o hidratantes, además de estar facultado para recetarnos cualquier otro producto para nuestra piel.

Por lo general los dermatólogos pueden recetar productos hidratantes simples cuando todavía se tiene una edad menor a 20 años y a partir de los 30 se puede pasar a cremas hidratantes un poco más complejas.

Sin embargo lo que más define el producto adecuado, es el tipo de piel que se tiene, ya que estas pueden variar entre pieles normales, secas o grasas, siendo las primeras las indicadas para ser mantenida con humectantes y emolientes, las secas con productos humectante e hidratantes y las grasas con cremas hidratantes y reguladoras del sebo.

Vale la pena acotar que el agua no hidrata la piel cuando se aplica directamente, ya que por el contrario puede resecarla, es por eso que debemos incluir el agua como parte de nuestros hábitos de alimentación, así como productos naturales ricos en agua

Ahora que has descubierto este interesante dato, comparte este articulo en tus redes sociales para que más personas aprendan esta importante diferencia a la hora de cuidar su piel, pero antes déjanos tu opinión en un comentario.


Compartelo con tus amistades
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *